lunes, 19 de mayo de 2008

15 y 18

Por alguna razón extraña, me dio por recordar el pasado. No siempre es bueno, de hecho trato de no hacerlo, pesa demasiado, pero siempre estará conmigo. ¿Quejas? ninguna, ¿arrepentimientos? mucho menos. Lo único que me queda claro es que no tengo nada claro, sigo con muchisimas dudas, nunca las revolveré y ni siquiera me interesa.

Recordé de pronto el diciembre pasado, fue un diciembre extraño. En aquellos días decidí que era momento de partir y cuando había decidido quedarme así un rato, llegue a otro lugar de manera inexplicable. Fue un mes bastante raro, pensé que no vendría algo así y mira ahora donde estoy. El viaje de alguien esa vez fue extraño, sobretodo porque en esas semanas se comenzaba a formar algo chido. Llego el año nuevo y la duda creció mas y mas, tardo un tiempo en retomar el paso, pero al final, lo retomo.

Los meses pasaron y el dolor poco a poco surgió. Después de una semana chingonsisisisisisisima, vino el declive, y que declive. Por momentos pensaba que en verdad todo se caería, pero algo lo rescato, aun sigo sin saber que fue lo que hizo que te mantuvieras y sigas aun aquí. Paso la tormenta y vino la calma después de una fiesta de 15 años en la cual te ensartaste sola, porque me había prometido no volverte a invitar, ya que seguías de marica.

Las cosas mejoraron significativamente y después de tanto, llego una semana igual de chingona, una de esas que quedaran para la posteridad y que tu sabes a que me refiero. Fiestas, final de examenes, confesiones, final del "secret love" y gritar que por fin había llegado el día en que el destino nos junto.

Pero la duda sigue presente, ¿a quien darle mayor importancia al 15 o al 18? Los dos números son significativos e importantes. Creo que nunca rechazare ninguno de los dos, simplemente me orillara a juntar mas porque habrá doble celebración, como fiesta de pueblo.

Aun a pesar de saber que estamos juntos, creo que las cosas no te quedan claras, no del todo. Después de 6 meses y 1 mes, sigues dudando, el miedo continua en ti y no quieres que se vaya, no se que te pase, aunque eso solo me lleva a esforzarme mas para que estés tranquila.

Joder, que días hemos pasado. Pueblo con fotos y barbacoa. Sueños e idealizaciones. Besos y abrazos. Calles y gente grosera. Ahora solo esperamos la recompensa. ¿Que mas necesitas? Tu devenir siempre pedirá cosas diferentes, estoy preparado para el reto, pero ¿y tu lo estas?

Como dije, el pasado siempre pesara, se te nota en tu cara, lo gritas con tus ojos, tus silencios hacen que vea tu miedo y dudas hacia muchas cosas. Espero que con el tiempo se pasen. El pasado no me afecta, no dañara el puente a menos que así lo quieras. De la única manera que lo podríamos dañar seria con mentiras, con el hecho de que comiences a darle mayor importancia al pasado que al presente. Ten por seguro que cuando eso pase, el puente se caerá.

Ahora mi pregunta es ¿debo seguir con la confidencialidad en este espacio para poder decir tu nombre? A los demás les vale madre esto, pero la pregunta a esa respuesta la tienes tu. Sabes que no soy un amante de el internet, así que si me pides que la confidencialidad continué, lo hago, ya que prefiero el lado humano, es mas, ni siquiera me pesa que siga el secreto, pero ya vez que son esas preguntillas que a uno le surgen de vez en cuando.

¿15 o 18? Chale que pregunta. Al final de cuentas, sin mucho alboroto, los números se celebraron. El primero con una excelente noticia de descanso para el día siguiente y a pesar de tus enfados, y del "intolerante horrible", te hable y te dije que me quedo contigo y tu conmigo. El segundo, inicio con desvelos, mordidas, encabronamiento, una temporal despedida fría, pero después vino lo chido. Haciendo la visita de las 7 casas, tiempo juntos, búsqueda de calles sin sentido, y bueno, no decir mas.

Es aquí cuando me doy cuenta de que ya es medio año, que rápido paso. Los albañiles siguen presentes. Continua agrandando el puente y aunque ya no se hable mucho de el, sabemos que ahí esta, iluminado por tres estrellas. Pero, a pesar de todo, ¿que mas necesitas? ¿que te hace falta para que el miedo se vaya?

Revisaras esto y tu cara cambiara, estoy seguro de eso, pero a mi me surgió otra pregunta ¿seguirás con la confidencialidad en tu espacio?

Le paras de una vez a tu desmadre, te quitas el miedo de tus hombros y le damos para adelante, ¿que te parece?

ATTE: ya sabes quien, no necesita la firma del autor este post.

1 comentario:

Dani sonrisas magicas dijo...

quieres el nùmero del melate?
Preguntale a un libro...

***