domingo, 29 de noviembre de 2009

Carta No.3 "Replica de Gun a los indecentes"

Estimado Sr Sin Pertenencia:

Como vera esta es la replica que nos regalo amistosamente “Gun”. Nuevamente estoy muy complacido con la retroalimentacion, y me di el lujo de publicar esta carta como una replica a la saga y al tema de las manifestaciones, yo creo que al publicar todas las replicas, mas alla de que nosotros lleguemos a reflexionar y lograr una mutacion. Quiza, los lectores si lo hagan, y más a mi favor, aumenten el compendio de esta pequeña saga epistolar, creo lo importante es el dialogo respetuoso y directo. Nuevamente un saludo a ambos y proximamente escribire otra carta, para tratar temas que creo prescindibles pero agradables.

1.- Respecto a la putería de las letras del compañero, a mí la verdad me aparecen en color blanco, pero bueno eso no me garantiza su hombría.

2.- “¿por qué encontramos soluciones a cuestiones políticas, económicas y/o sociales con una cerveza en la mano, y cuando la cruda nos dejó en paz, nos olvidamos de todas las soluciones y acciones que propusimos unas horas antes?”
Curiosamente, yo soy el protagonista de la mencionada plática (sumergida en alcohol, pero también en ideas y convicciones), y resulta que tanto mi hermano como yo sí pertenecemos a la especie que al pasar a la sobriedad, mantiene intactas sus ideas y sus acciones, y ya llevamos 3 años en esa constante (desde el fraude electoral de 2006).

3.- Sobre que las marchas no sirven para nada y que: “¿No sería mejor que se juntaran y crearan soluciones a partir de un problema dado?”

Es verdad que muchas veces, en esencia las marchas no sirven para nada concreto a corto plazo, y sólo desgastan a los partidarios del movimiento o la causa en cuestión. Pero eso sólo pueden saberlo los involucrados en el mismo, los actores de la escena. Si no se está involucrado directamente en el asunto mucho menos se puede saber si además de marchar como un acto simbólico de manifestación pública y presencia masiva, también se están juntando para crear soluciones del problema dado.
4.- “no todos tenemos acceso a la cultura, por lo tanto, su única salida son las marchas.”
Esa frase ejemplifica a la perfección el punto central de nuestra plática esa noche, pues expone nuevamente la muy común postura de que quienes marchan no tienen cultura, y quienes no marchan si la tienen. ¿Y si en ciertos casos… precisamente el no tener cultura fuera lo que nos deja con la única salida de criticar las marchas que no conocemos y sentir lástima por la “ignorancia” de quienes participan, asumiendo de la NADA, que su nivel socio-económico-cultural es inferior al nuestro?


5.- “Hay gente que los apoya, como supongo su amigo lo hace, pero ¿qué es realmente lo que hace, solo ir, caminar y gritar? ¿Hasta ahí queda su ayuda? Creo que aún no rinde muchos frutos.”
Eso podría tener mucho de razón en muchas ocasiones, en mi caso particular de hecho la actividad marchista se queda en caminar, pues obviamente mi potencia vocal de niña desnutrida me impide competir con quienes sí gritan. El error nuevamente estaría en asumir DE LA NADA, que hasta ahí llega la actividad nuestra. En el caso concreto del golpe de estado a Luz y Fuerza del Centro (justificado con verdades a medias y mentiras completas) y las actividades de oposición y resistencia de los miles de electricistas, sus familias y los muchos grupos sindicales, universitarios, intelectuales y ciudadanos libres que los apoyan, podría relatarte mi posición y actividad personal. Teniendo en cuenta que yo ni soy trabajador del SME ni tengo familiares que así lo sean… mi participación podría quedar en posición cuestionable por pensar que no tengo porqué meterme, o admirable precisamente por lo mismo. Pues bien, personalmente (y esto podría evitarme muchas aclaraciones futuras), vengo de una familia tradicionalmente de pensamiento liberal, y esencialmente de izquierda, tradicionalmente Cardenista y de lucha social, mis abuelos y sus hermanos-primos-amigos… fueron obreros, campesinos, maestros rurales, etc.

Mis padres y tíos se convirtieron en profesionistas (en el campo de las ciencias casi todos) egresados del IPN. Yo por mi parte, con toda esa herencia de pensamiento, al tener edad suficiente para votar por primera vez (2006) me enfermó de sobremanera y me dejó lleno de asco ser testigo de todo el lamentable proceso y el aun más lamentable desenlace fraudulento (sobre todo por el amplio sector de la opinión pública que lo convalidó), no vale la pena entrar en detalles pero fue un incidente política, mediática y socialmente brutal que sacó a flote la inmensa ignorancia (esta si muy real) de un gran sector de la población, en su mayoría clase-mediero, que se dejó manipular por la opinión impuesta desde las pantallas de TV, por eso a partir de esa fecha mucha gente apartidista pero conciente, que era pasiva, se politizó profundamente y hasta el día de hoy está muy activa participando en comités, en círculos de estudio, etc.

Pues dentro de este grupo de gente que acabo de mencionar, me incluyo, entonces simplemente se trata de vivir con los ojos bien abiertos, y en tiempos de crisis y debates sociales hacer lo posible por difundir la información que no predomina en los principales medios. En el caso del asunto SME, si yo apoyo en esencia su causa, y muchos más lo hacemos, lógicamente nos sumamos pacíficamente a las manifestaciones cuando estas ocurren, pero una vez de regreso en casa, buscamos información, tratamos de identificar la verdad y la mentira, y hacemos lo poco que está a nuestro alcance para regar dicha información y dicha situación (porque muchos ni siquiera enterados están de su existencia) entre nuestros muy pasivos conocidos… pues en momentos de crisis la pasividad y ceguera pueden resultar fatales. De modo que utilizando herramientas a nuestro alcance, por ejemplo las redes sociales en Internet, uno trata de difundir la contra-información que pueda colaborar en algo para que la gente que conocemos no se quede únicamente con la versión “oficial” del problema, sería irresponsable hacerlo cuando de ello depende la opinión pública frente a una situación de supervivencia de decenas de miles de familias.

6.- “Si me etiquetan con esa pose, me vale un carajo, comenzará a preocuparme cuando la persona que me haga ver esa etiqueta, sea una persona proactiva, alguien que se la pase estudiando y proponiendo, en ese momento sabré que la estoy cagando. Mientras tanto, seguimos siendo iguales.”

Completamente de acuerdo

7.- “Creo que la ignorancia nos hace débiles y cobardes, y para muestra observemos a todos los marchantes de Luz y Fuerza”
Todo lo que escribí arriba de por sí expone mi opinión sobre esta afirmación… pero en caso de que no, sugiero nuevamente tener el mayor cuidado y responsabilidad posible cuando se utilizan a la ligera palabras tan comprometedoras como “TODOS”.

8.- “Se rumora por ahí que el siguiente año se viene una revolución y en el país se conjuntan todas las características necesarias para estallarla, aunque falta la más importante ¿hacia dónde la encaminamos? ¿qué es lo que exigiremos y propondremos? O que, ¿siguen creyendo que es nada mas agarrar una pistola y tirar balazos?”
Un fenómeno muy frecuente de la opinión pública suele ser la de “pues ya estuvo bueno de esta mugre situación, ¿qué nadie propone algo, nadie se junta, nadie se organiza?”. Eso en mi muy humilde opinión, obedece nuevamente a un estado de divorcio de la actividad de resistencia y revolución pacífica nacional, a no conocer que hay (por no decir habemos) millones de personas en toda la república, de todas edades, de TODAS clases sociales, que están en completo desacuerdo con el régimen de corrupción, la república simulada, la administración de la ignorancia por medio del duopolio televisivo y la burla que es en realidad la supuesta democracia. También esta manera de pensar que critico, obedece a cierto prejuicio en relación a la gente que acabo de describir… y tacharlos a lo lejos, simplemente de “perredistas” o “pejefans”, o alguna cantaleta similar que nada tiene que ver con la realidad y que desvía la noble y legítima actividad de organización ciudadana, a un terreno politiquero, electorero, “populista” y cualquier cantidad de adjetivos infundados.

Esto no es así, es importante saber que existe un gran movimiento a nivel nacional que tiene representación en todos y cada uno de los municipios, aquí en el DF la tiene en cada delegación e incluso por territorio… yo participo en el comité territorial correspondiente a mi colonia, es muy lamentable por cierto que prácticamente todos los participantes sean ancianos (muy sabios y muy enterados, luchando por un cambio que no verán concretarse) y la juventud este completamente adormecida en ciertas zonas y sectores de la ciudad y el país. Alguien por ahí podría decirme que por participar en un comité de cierto movimiento… nos creemos dueños del destino del país o de todas las luchas y causas, y que simplemente estamos representando a una persona… o a un partido. Esto no es así, es verdad que el movimiento al que me refiero es el representado por Andrés Manuel López Obrador (quien ha presentado un decálogo específico como plan para la transformación del país), ya que es el principal líder opositor y le robaron la presidencia hace 3 años, y al día de hoy es la mayor opción electoral para 2012 (aunque se dude, encuestas revelan que hoy 15 millones de personas votarían por él) si es verdad, y también es verdad que es un político y por lo tanto está rodeado de personajes con verdadera afiliación partidista, de los cuales no se puede confiar plenamente en todos, y que hoy sabemos perfectamente que los partidos de izquierda son los más oportunistas pues electoralmente dependen de movimientos ciudadanos libres como el que menciono, pero que suelen traicionar una vez en el poder.

Pero mi última frase expone lo que quiero decir, somos ciudadanos libres, no estamos casados con ningún político ni partido, el movimiento obradorista ha alcanzado tal grado de estudio, madurez y conciencia a nivel nacional (siempre hay sus excepciones claro) que es a prueba de toda muestra de corrupción, conducta antipatriótica o antipopular de sus líderes, incluso de su máximo líder. Espero que todo este gran choro mareador responda un poco a esa pregunta del punto 8, y muestre porqué ni siquiera vale la pena tomarse la molestia de contestar lo de “¿siguen creyendo que es nada mas agarrar una pistola y tirar balazos?” … pues nadie cree eso… al menos de la gente involucrada en este movimiento progresista, cuyas principales armas son la honestidad, la razón, la humildad, la conciencia histórica, la organización pacífica, la responsabilidad de informarse e informar, etc. Esta es la revolución de las conciencias.


9.- Sobre los artistas: “Ellos se perdieron en algún punto, ahora solo hacen arte para ganar dinero”
Es verdad lamentablemente, en muchos casos, pero el error está en llamarlos artistas, pues partiendo de esa naturaleza, claramente no son tales, eso no puede llamarse arte.
10.- “¿Cuál es la salida? El estudio y la humildad, es la única forma en la cual esto podrá cambiar un día. No nos atrevamos a olvidar la importancia de las humanidades.”
Nuevamente, en completo acuerdo.
11.- “Es hora de ir por un brebaje mágico capaz de hacerme olvidar el lugar en el que estoy parado.”
De lujo, y más aun, si se logra disfrutar de tal magia, sin olvidarse del todo de dónde pisa uno.