domingo, 12 de septiembre de 2010

One of these things first



Es difícil escribir. Es difícil escribir, cuando te golpean el cráneo, tantas dudas y tantas reglas, y tus dedos se sienten tiesos, fríos, inertes y casi inexistentes. Como si no quisieras volver a tocar otra cosa en tu vida, como si no quisieras volver a tocar a nadie en tu vida. Así de difícil es escribir y así de inútil resulta el escribir.


Regreso con el estomago inflamado y bañado en whisky, atascado de unos tacos de Miguel Angel y promesas de una vida más tranquila. Regreso con todo eso y más, pero regreso con una frase en mi mente, que lleva rato cuajando en mi cabecita, una frase que no parece del todo cierta, pero que inflama mi corazón. Regreso pensando que...no hay mujer que este por arriba de la peda, no existe tal mujer, ni nunca la habrá.


Escribo esto y me rió. Me tambaleo un poco frente a mi mediocridad y la fila interminable de bits, que se traducen en una pantalla en blanco, que jamas seré capaz de llenar con una sola linea que valga la pena.Tropiezo activando algún “aparatejo” y alguna “rola”. Nick Drake, sí suena Nick Drake y su hipnóticamente suicida “One of these things first”, como anunciando otra cosa, como burlándose de tiempo atrás. Retumba en mi mente(tan, taratan, tan taratan,tan taratan...tan...tan...tan), junto con los primeros versos (“i could have been a sailor, could have been a cook. A real live lover, could have been a book”). Es insoportable la burla del pinche Nick Drake, restregando cuanto podemos ser todos antes y cuanto daño pude haber prevenido antes, cuantas mujeres han sido sutilmente menores que una peda y cuantas lo han sido abismalmente. Comienzo a doblegarme, pensando donde se me esconde el cabrón tiempo, y cuanto he querido creer que soy chingón, que me las se de todas, todas y que varios putos me la pelan. Pero no, soy un pinche ojete solitario escuchando a un puto ingles y nada más.


I could have been your pillar, could have been your door. I could have stayed beside you, could have stayed for more.”, llenaba el ambiente, mientras yo me tambaleaba tratando de no regresarle mis adentros a la alfombra. Seguía pensando, que ninguna mujer puede estar por arriba de una borrachera. Queremos creer que si lo están, queremos creer que sus tiernos y cálidos fluidos acogen nuestra alma lo suficiente, queremos creer que nos entienden sin riesgo y sin deudas, pero no es así. Somos educados para creer lo contrario, pero no es así.Nos engañamos y atormentamos lo suficiente para creer que es así...pero no es así. Lo pensaba y lo repasaba, mientras Nick Drake lo confirmaba. En una peda puedes arriesgar la vida, vertir el calor que necesita tu alma, sentirte el culero más amado e interesante del mundo y, con un trago de diferencia, el más despreciado y atacado del mundo. Entonces, ¿Por qué va a ser diferente de con una mujer?, Es exactamente lo mismo, aunque no lo queramos ver. La única, y gran diferencia, es que emborracharte puedes hacerlo solo. Millones de veces he entregado y antepuesto cualquier sueño para estar con una mujer, pero nunca ha resultado benéfico para mí. Cuando bebo, sólo tengo que aguantar el infierno en mis “tripas” (si acaso un poco de “seguidilla”) y no más. Pienso que pude haber hecho tantas cosas, haber sido tantas cosas para ti y no valió lo suficiente. A veces no entiendo que esperan que seamos las mujeres, no entiendo el porque necesitan prueba de algo. Los hombre sólo sentimos el putazo ,cuando estamos en el suelo, y no más. Ni preguntamos ¿por qué?


Podría haber sido una piedra, un faro o una señal. Podría haber sido un marinero, un soldado, un poeta o quizás más. Pero no, aquí estoy siendo este remedo de ser y buscándome pretextos para dejarte. Aquí estoy retorciéndome, en una triste alfombra ,pensando que la peda puede más que tu ausencia y quizás si lo pueda.Aquí estoy, en mi triste vida, escuchando a Nick Drake,pensando en quien soy y lo que pude haber sido, pensando no en ti y no en el mareo...Quizás, sí en el mareo y en el vomito, y como correr al baño. Pero, como dice Nick Drake....One of these things first.

Atte

Sr Nadie.




4 comentarios:

gabzila dijo...

en mi caso, el ambiente se llena con una melodia barrteosa, "
If I were a swan, I'd be gone.
If I were a train, I'd be late.
And if I were a good man, I'd talk with you more often than I do.
If I were to sleep, I could dream.
If I were afraid, I could hide.
If I go insane, please don't put your wires in my brain."...

exhalando el humo de un cigarro y con un mezcal por compañia. es extraño, llegue a este escrito perdida entre bits, me llevo una nueva nota musical, ahora tendre que escuchar lo que encuentre del tal nick, y seguire con el mismo anhelo de la prescencia de alguien a quien yo decidi alejar de mi. y que incongruentemente extraño a ratos, y despues asumo que debo abandonar, tal cual me abandone a mi, por estar junto a esa prescencia.

creo que ese es el error, si lo quieres llamar "amor" y el hueco frio que deja cuando llega el desencanto de saberlo fantasia, ensueño y ceguera, irrealidad y no se cuantas cosas mas.

no hay una mujer que este por encima de una peda, estan al mismo nivel; por que ambas se van, y te dejan una cruda moral, fisica y mental.

pero los hombres causan los mismos estragos, al fin de cuentas somos personas.


ATT.
SRITA. NADIE

Anónimo dijo...

Woow no había visto este comentario tan hermoso y elocuente. Me da gusto que lo haya descubierto en este mar de bits. Sí tiene un blog con gusto me daré una vuelta. Por cierto: yo soy creador de una revista literaria llamada los Bastardos de la Uva búsquela en face y si desea participar en ella ruego me avise. Por aquí, en el face de los bastardos o a uvastardos@hotmail.com
Atte
Eduardo Fernández de Lara, Sr nadie y Co-ceo de los bastardos de la uva.
Enorme gusto.

Anónimo dijo...

No esperaba algo así, sin duda es sorprendente todo lo que ocurre en el momento en que se cruza la línea de simple estupidez causa del acohol, a la percpción del momento. La mayoría de las cosas cambia al igual que la realidad.
Esa canción siempre me ha gustado.

Atte.
Yo

Anónimo dijo...

No esperaba algo así, sin duda es sorprendente todo lo que ocurre en el momento en que se cruza la línea de simple estupidez causa del acohol, a la percpción del momento. La mayoría de las cosas cambia al igual que la realidad.
Esa canción siempre me ha gustado.

Atte.
Yo