viernes, 2 de octubre de 2009

EPITAFIOS

Ya se bien que esta madre no es un diario, pero de igual manera se que nadie nos lee, además de que parece soy el único sobreviviente de este espacio, así que, puedo hacer lo que quiera aquí. Soy libre de insultar a quien se me plazca y si, una vez más el afectado y humillado será el SR. NADIE, por lo tanto, vaya a chingar a su madre, puto.

El día de ayer murió un señor que vivía sólo en su casa. Su casa está a dos casas de la mía. Nunca tuve un relación estrecha con el señor, es más, fue hasta estos últimos meses que comenzaba a saludarlo y solo eso, no pasaba de un buenos días o tardes o noches. El señor, del cual ni siquiera su nombre se, siempre me contesto los saludos de manera amable y nunca recibí una grosería de su parte. Se que decir esto puede sonar estúpido, ya que no convivía con el como para poder decir que era atento, pero, no se ustedes, al menos a mi si me a tocado mucha gente que saludo simplemente por saludarlo y recibo una cara que me dice "pendejo,ni te conozco, ¿qué te hace pensar que te voy a saludar?

Bueno, pues la muerte del señor me hizo pensar en la importancia de los epitafios. Valoremos la necesidad de tener un buen epitafio en nuestra tumba. Es la último y con lo cual nos recordarán las personas que convivieron con nosotros. Más haya de como fuimos en vida, cada vez que vayan a dejar flores, leerán lo que yace ahí y posiblemente digan "este ojete piensa que con sus palabras bonitas se nos olvidará todo lo hijo de puta que fue", pero habrá otros que se conmuevan y digan "mejor manera para cerrar su vida no podría existir".

Creo que es una autobiografía resumida en una placa de piedra, con unas cuantas palabras. De ahí su importancia. Resumiremos nuestra vida y seremos recordados, sino por la eternidad, al menos hasta que destruyan el epitafio. Aquí algunos ejemplos de epitafios famosos:

"si no viví más, fue porque no me dio tiempo" Marques de Sade.
"disculpe que no me levante" Groucho Marx.
"feo, fuerte y formal" John Wayne
"aquí sigue descansando el que nunca trabajó" P. Melich
"solo le pido a Dios que tenga piedad de este ateo" Miguel de Unamuno
"no es que yo fuera superior, es que los demás eran inferiores" Orson Welles

Esos son solo algunos de millones que supongo existen. Me queda la curiosidad de porqué, al menos de la gente que conozco, relaciona su epitafio con la religión católica, ¿acaso no fueron más que eso?

Por mi parte, sigo sin tener mi epitafio, pero seguramente será, como lo ha sido mi vida hasta este momento, una asquerosidad y el peor de todos. Por cierto, ayer compre un libro, donde a manera de presentación del autor decía:

"Eusebio Ruvalcaba ha practicado diversos oficios: chofer, mesero, actor, publicista, escritor, ninguno con éxito"

Obviamente ese fue un epitafio para el libro.

ATTE: SR. SIN SENTIDO Y SIN PERTENENCIA