domingo, 23 de marzo de 2008

RECUERDOS DE LA INFANCIA

Las vacaciones terminaron y consigo se llevan una semana llena de alegría, alegría que fue proporcionada por la ciudad vacía, mujeres, libros, cine, sexo salvaje y cotorro, estadios en cantinas del centro de la ciudad, pero sobretodo, alcohol. Así es, me la viví en el agua toda la semana, océanos infinitos de alcohol.

Hoy se terminan esos días de tranquilidad y paz. Regresaran las presiones, el tener que ver las caras de compañeros molestos y pendejos (sobretodo mujeres), el despertar temprano y demás pendejadas, lo único bueno que trae consigo la escuela, son las pedas de los viernes.

Eran las 5 de la tarde, mi primo se comunico conmigo, me invitaba a jugar su xbox, la verdad es que me dan bastante hueva ese tipo de cosas, pero al no tener nada que hacer, accedí. El muy cerdo me presumía que había comprado unos juegos en linea. Compro el de las tortugas ninja de 1989(creo que muchos lo jugamos) y el magnifico juego de mortal kombat 3, que maravilla de juego.

Comencé jugando las tortugas. Al ser muy complicado el control de las mismas, solo me dijo dos cosas, que el juego en verdad es difícil o yo soy muy pendejo...me quedo con la segunda opción. Como pudimos, terminamos el juego. Después, jugamos mortal kombat. Dicho juego me hiso recordar mi super nintendo. Bueno, eso creo que no les importe, a mi tampoco me importa, porque ni siquiera recuerdo donde termino ese nintendo, creo que la ultima vez que lo vi, lo estaba tirando a la basura.

En fin, jugué con mi primo y si, literalmente jugué con el, ya que el muy animal solo me gano una vez, de como 20 que jugamos. Mientras jugábamos y veía como sucumbía ante mi ese cerdo, me hiso aceptar una cosa, el saber que no soy bueno en mortal kombat, sino que soy un pinche chingón para mortal kombat.

Solo resta decir que recuerdo cuando era morro, cuando tenia mi super nintendo, que todos los viernes, al salir de la primaria (creo que si era primaria), no me importaba mas que jugar y jugar, así pudiera estar cagado en los pantalones, yo no me paraba, solo jugaba y nada mas.

De hecho una vez si, me enferme de la vesícula por no orinar, ya que el juego no me lo permitia, el juego no era mio, yo era parte del juego. Por lo tanto, cuando iba a la escuela, si recuerdo dos que tres madrazos a mis compañeritos pendejos, que desencadenaban invariablemente en una pelea. Que ricos putazos nos dábamos. Gane y perdí muchas batallas, pero todas las afronte como un fiel caballero, nunca di golpes en los huevos ni por la espalda, el chiste era mantener el tiro.

Mortal kombat 3 desapareció de mi casa el día que hacia un fatality y mi madre, para mi desfortunio, pasaba por ahí y vio la televisión. -Chingo a su madre- pensé y si, en efecto, chingo a su madre mi juego y mi cabeza, porque me metió un chingadasote, que parecía que el fatality me lo hacían a mi. Nunca mas volví a jugar, hasta el día de hoy. No mames, que chingón juego, eso es lo que hace falta, no mamadas de wii o pendejadas de rock band o puterias por el estilo.

Eso es lo que nos hace falta, juegos para hombres y así, entre muchisimas cosas mas, podremos volver a ser hombres de verdad, no mamadas.

ATTE: EL CLUB SIN SENTIDO Y SIN PERTENENCIA

3 comentarios:

ESCRITOS DE LA JUVENTUD INDECENTE dijo...

Poca madre el Mortal Kombat. Bueno la verdad, con cada edicion se fueron haciendo mas culeros.Me confieso fan de los juegos "oldies" ¿Quien no acabo un "Contra","Doble Dragon","Batle Toads",etc con su carnal o primo? es un marica. Ya dije

atte
Don Nadie

P.D. Rock Band Rulessssssssss!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Dani sonrisas magicas dijo...

jodidas vacaciones, no dueraron ni para el arranque, osh.

Dani sonrisas magicas dijo...

duraron*