martes, 29 de abril de 2008

CAMBIO

Después de una ausencia un tanto larga, en la cuál estoy seguro que nadie me extraño y noto que faltaban mis escritos, decidí regresar, no se para que, pero aquí estoy.

La indecencia continua en mi ser, ahora mas que nunca estoy seguro que es parte de mi y estoy feliz de que así sea. Estoy seguro que hay mucha gente que es mas indecente que yo y otros tantos a los cuales supero, pero aquí me pregunto ¿acaso la indecencia se mide? Es justo lo que pasa con los sentimientos que tenemos, ninguno se mide, entonces, ¿porque hay noviecillos que se dicen "te quiero mucho", "te extraño un resto"? Resultaría mejor que se dijeran "tengo un chingo de ganas de cojerte", eso se oye mas convincente y creíble.

Para ser sinceros he andado muy contento estos días, me siento muy bien y existen muchos factores que así lo propician, los cuales no mencionare, porque no les importa y porque no tienen intención de saberlos. Pero resulta ser que ahora que me siento así, el tiempo no me rinde, las horas pasan volando, los minutos ni siquiera se sienten y los segundos, bueno, esos ni siquiera existen, esto es lo que me saca del cuadro. Ayer lo pensaba detenidamente, el tiempo pasa y pasa y cada día se va mas rápido, me siento a leer y las horas corrieron, el cine consume todo el día, una sentada a escribir hace que la tarde se termine, ¿acaso la felicidad propicia esto?

Cuando mi estadio era diferente, digamos una tristeza constante, todo era lento, dicen que así es la depresión (no me vengan con mamadas de psicólogos y sus pendejadas mentales). Ahora hasta cuando me pongo pedo, todo pasa rapidísimo. Esta chido que pase así, siempre y cuando no desperdicie mi tiempo, todo esta chingon.

Constantemente escucho a mi papa decir "deja ya tus mamadas de libros, solo te llenan la cabeza de mierda, ponte a hacer algo que sirva", mi madre por su parte "que pendejadas de cine ves, puras pinches fumadas, mejor ve el cine de nuestro Pedrito Infante, ese si es cine". Tienen razón, tal vez no sea nada bueno estar leyendo y viendo cine, pero que se jodan.

En la escuela me dijeron que escribo bien, que tengo madera para ser cineasta, eso dice mucho del pésimo nivel que tiene la escuela, nada mas hagámonos una idea de como escribirán los alumnos que no son buenos haciéndolo. No soy bueno escribiendo y no tengo madera de cineasta, solo se que nada me interesa, todo me da lo mismo, digo, vivimos en un mundo donde todos pelean por un trabajo, un buen sueldo y demás pendejadas, pero ¿a que costo lo obtienen? Me integrare al sistema y luchare por un trabajo y un buen sueldo, y eso me deprimira mas. La única manera que tengo de salvarme es cumpliendo los sueños e idealizaciones que he hecho, que son simples, seguir viendo cine, continuar leyendo, escribir pendejadas de vez en cuando (por malas que sean), el alcohol hasta morir y follar hasta que me reviente la polla.

Así que mientras sigo en esta mierda, la cual paso por alto en estos momentos debido a mi felicidad, sigan "respirando su atmósfera", continúen con su lucha por encontrar su "mexicaniedad y sus héroes prehispanicos" y dejen ser a los demás.

Me largo, tengo que ir a pillar unos cuantos culos, espero que pueda obtener al menos uno, de lo contrario moriré en el alcohol y eso es mucho mas fácil y llevadero.

ATTE: EL CLUB SIN SENTIDO Y SIN PERTENENCIA