lunes, 26 de julio de 2010

SOUNDTRACK

Es importante señalar que el señor sin sentido y sin pertenencia no es nadie en el mundo, mucho menos cuando habla de cine. Sí, vivimos tiempos donde todos dan opiniones y, en ocasiones, eso hace que las cosas se mal interpreten, además, sentimos que el mundo debe estar atento a lo que pensamos y, peor aún, nos da pie a criticar las ideas de alguien más. Yo no soy Gandhi, es mas, yo soy de los primeros intolerantes en el mundo, por lo tanto, no espero lo contrario del mundo hacia mi. Pero si la gente quiere dar su opinión sobre las cosas, que lo haga, a mi no me importa, si se informan o no, ya quedará en ellos. Sin embargo, no por estar informados, su opinión será valida, simplemente tendrá un panorama más amplio.

Dije todo lo contrario no para justificar lo que estoy a punto de hacer, simplemente para tratar de asentar que las ideas expuestas aquí, no tienen como objetivo ser complacientes con alguien, sino plantear mi punto de vista sobre mis 3 mejores directores que hacen de los soundtracks toda una experiencia en las películas. A ver que les parece.

3.- Guy Ritchie. Conoce a la perfección las calles y todo lo que estas conllevan, junto con la gente y la manera en que éstas se desenvuelven, en Londres. Demostrándolo desde "LOCK, STOCK AND TWO SMOKING BARRELS" donde enfrenta los dos polos opuestos de la capital inglesa. Una lucha entre el norte y el sur, siguiendo con "SNATCH" y sus peleas ilegales, mostrando las manchas en los trajes impecablemente limpios de los judíos. "REVOLVER" y su complicado entendimiento, quizá es esa la razón por la cual se vio obligado a hacer dos versiones, sacando la mejor versión del mercado, dejandonos una con explicaciones al final del filme. One-two, Archy, Handsome Bob y el inmortal Johnny Quid, se juntan para explicarnos que es un “ROCK 'N ROLLA”, pisando los desconocidos terrenos de la industria inmobiliaria, sobornos a la gente adecuada hasta llegar a las altas esferas de una capital en crecimiento. Tuvo que hacer estas cuatro películas para explicarnos el movimiento actual de Londres, sin embargo no lograba uno de sus mayores anhelos: darle a conocer al mundo su idea del antiguo Londres. A mi parecer, lo hace de una forma magistral con “Sherlock Holmes”, sin embargo el filme no acaba por comprarme del todo. Pero ¿qué tiene que ver todo esto con el soundtrack?

Recordemos que el arte es influida por la sociedad o la sociedad por el arte, como mejor les parezca, lo importante es que, Ritchie, logra poner en cada escena y/o secuencia una canción que logre transmitir, con mayor lujo de detalle, lo que nos dice la imagen. Empalma a la perfección a sus personajes con una melodía, pareciera ser que la canción ha sido hecha para ellos. Evidentemente esto nos habla del amplio bagaje cultural del director. Como dato curioso, en sus soundtracks, la mayoría de los grupos son ingleses o bien, del reino unido.

2.- Quentin Tarantino. ¿Acaso podemos agregar algo más a esta enciclopedia con pies? No le encuentro ningún pero a la selección musical para cada uno de sus filmes. Mucho menos logro comprender la capacidad que tiene para transformar el sentido de una rola con una imagen muy distante a lo que nos trataba de decir el compositor de la canción. Posiblemente sea el mayor ladrón de secuencias en la historia del cine, quizá su cine no sea tan original como muchos creen, o tal vez sus filmes no son mas que una mezcla de muchos más, pero lo que nadie puede dudar, es que le debemos el hecho de que rescata a grupos empolvados, tan llenos de polvo que, de no ser por él, pasaríamos nuestras vidas sin saber de su existencia.

No es necesario detenerme a explicar cada uno de sus filmes. Creo que cada quien tiene su opinión al respecto del cine de Tarantino. Es mucho más conocido que Ritchie y eso fortalece o debilita su imagen, según sea el caso.

Puede que haga guiones con una profundidad humana tal, que haga poner unos contra otros a un grupo de ladrones profesionales, guiones donde no sepamos si critica o engrandece la cultura estadounidense, guiones con novias sedientas de venganza con enfoques adolescentes o bien, guiones donde los soldados sea ridiculizados con el único fin de posicionar a la mujer un peldaño más arriba, ya sea por su belleza o inteligencia. La única constante en sus películas es su excelente música.

Podemos llegar a temer por Tarantino y su inclinación a lo oriental, pero jamas desconfiemos de su buen gusto musical y su posición adecuada en la película.

1.- Martin Scorsese. El rey. No existen más palabras para definir a dicho personaje. ¿Qué hacer frente al tío que sabe de todo y al cual queremos, por que a diferencia de sus hijos, jamas nos regañará o pegará por portarnos mal? Scorsese es ese tío. Ese tío que jamas será nuestro papá, pero al momento de preguntarle algo nos regala todo el tiempo del mundo y nos explica temas sumamente complicados tan sencillo que, al final, creemos que podemos explicarlo nosotros también y que no era tan difícil como creíamos.

El más grande de los tres, por lo tanto, con mayor camino recorrido, sin embargo la magia de Scorsese no radica en su edad. El secreto se encuentra en contextualizarnos toda la película en una época determinada y usar música completamente distinta al año que nos ha manejado a lo largo del filme. Usa música que creemos una aberración para el tema que se trata, pero llevados de la mano de Martin, nos termina gustando.
Imagino la discoteca de Scorsese tan variada como los temas de sus películas, ya que estamos cometiendo un error si creemos que únicamente se dedica a filmar con Di Caprio o que los gangsters son constantes para él. Su trabajo es tan amplio que, como le pasa a todos, no todo termina gustando o se siente flojo por temporadas. Digamos que pueden ser los siete años de vacas flacas y siete años de vacas gordas, con la diferencia de que las vacas flacas no duran tanto tiempo para Scorsese y las vacas gordas se extienden por más de siete años.

Esa es mi selección. Obviamente estoy dejando fuera a muchos otros, incluso hasta mejores que estos tres, pero a mi parecer han creado ya un nombre en la historia del cine o comienzan a crearla. Ojala puedan ver las películas de dichos directores, oigan sus soundtracks y vean que les parece. Sin más por el momento, me largo.

ATTE: SR. SIN SENTIDO Y SIN PERTENENCIA.